Inicio Radiología Elastografía – Estudio no invasivo para el diagnóstico de fibrosis

Elastografía – Estudio no invasivo para el diagnóstico de fibrosis

330
0
Elastografía estudio no invasivo para el diagnóstico de fibrosis

Existen diferentes órganos del cuerpo que pueden generar fibrosis, uno de ellos es el hígado.

La fibrosis hepática es la acumulación de varias cicatrizaciones del tejido hepático como resultado de la inflamación y muerte de sus células.

La fibrosis se desarrolla cuando el hígado sufre un daño de forma repetida o continua, no así en un episodio único de lesión.

Incluso si es grave (como en la hepatitis aguda), esta no suele causar fibrosis, pero si la lesión se repite o es continua, las células hepáticas intentan reparar el daño. Estos intentos dan lugar a cicatrización y por lo tanto, a la fibrosis.

La cicatrización reemplaza las células del hígado, alterando el flujo de sangre hacia el hígado y generando disminución del suministro de sangre a las células hepáticas, provocando así, deficiencia en la funcionalidad del hígado.

Sin la sangre suficiente, estas células mueren y se forma más tejido cicatrizal, generando así un círculo vicioso.

Conforme va avanzando el daño, también incrementa la presión de la vena porta, que es la encargada de transportar la sangre desde los intestinos, provocando la hipertensión portal, daño principal en la insuficiencia hepática.

A veces, la fibrosis se puede revertir si se identifica la causa rápidamente y se realizan
medidas para corregirla. Sin embargo, después de meses o años de daños repetidos o continuos, la fibrosis se convierte en permanente.

Al daño final causado por la fibrosis en el hígado, se le llama cirrosis.

Diversos trastornos y fármacos pueden dañar el hígado de forma repetida o continua y, por lo tanto, causar fibrosis.

Las causas más comunes son:
•Abuso de alcohol
•Hepatitis C viral
•Hígado graso
•Uso de medicamentos no prescritos.
•Algunas veces se desconoce la causa

La fibrosis hepática por sí misma no causa síntomas, causa principal de tener diagnósticos en etapas avanzadas, los síntomas se generan ya cuando la insuficiencia hepática esta avanzada.

La biopsia hepática es el estándar de oro para la cuantificación y estadificación de la fibrosis hepática, que puede conllevar hacia cirrosis. Sin embargo, es una prueba invasiva que presenta riesgos y complicaciones.

Por ello, se han investigado métodos no invasivos de cuantificación de fibrosis, entre los que se encuentran las técnicas de PSWE/ARFI (Point Shear Wave Elastography/Acoustic Radiation Force Impulse) conocida también como elastografía.

Esta es una técnica integrada en un ecógrafo (equipo de ultrasonido), que estudia la elasticidad de los tejidos mediante la medición de la velocidad de cizallamiento (VC), es decir en una región de interés.

Se produce por un empuje ultrasónico que envía el equipo y dependiendo qué tanto se
deforma y regresa a su normalidad, es lo suave o fibrótico que está el órgano.

La elastografía es un método de imagen en el cual se observa la rigidez o la deformación de los tejidos blandos de determinada estructura.

Elastógrafo

Es un nuevo método para la valoración de fibrosis en los diferentes órganos donde se puede generar, como son en el hígado como se mencionó, esta es una técnica integrada en un ecógrafo (equipo de ultrasonido), que estudia la elasticidad anteriormente, pero también en la glándula tiroides, mamas, tumores hepáticos y renales.

Un dato que se debe tener en cuenta, es que al utilizar ultrasonidos como método de medición de la onda mecánica, podrían ser utilizados en mujeres embarazadas sin que ello suponga un riesgo ni para el feto, ni para la madre.

¿A qué pacientes se les debe realizar esta prueba?

A todo paciente con hepatitis C, hepatitis B, trasplantados de hígado y también otros pacientes con diferentes enfermedades del hígado, como hígado graso, abuso de alcohol crónico, diabetes mellitus de larga evolución, etc.

¿Cómo se realiza?

Esta prueba se realiza de forma ambulatoria.

El paciente debe estar en ayunas de por lo menos cuatro horas, acostado en una camilla y con el brazo derecho colocado detrás de la cabeza, para separar los espacios entre las costillas.

Se le pide al paciente que esté relajado y en silencio durante la realización de la prueba, que dura de 5 a 10 minutos.

Las mediciones se realizan en el lado derecho del hígado.

Procedimiento elastografía

Resultado

El valor que resulta de calcular la mediana de las determinaciones, es el que se utiliza para establecer la rigidez del hígado.

Los grados de fibrosis (F) en personas con enfermedad del hígado se dividen en 5, siendo F0 = no fibrosis y F4 = máxima fibrosis o cirrosis.

La posibilidad de repetir la exploración periódicamente, nos permite identificar precozmente aquellos pacientes con progresión de la enfermedad y con mayor riesgo de complicaciones.

¿Qué limitaciones tiene la prueba?

La inflamación del hígado por otras causas y la dilatación de las vías biliares, pueden elevar de forma importante el valor de elasticidad hepática sin que esto tenga relación con la presencia de fibrosis; por esto es importante que el médico conozca todos los datos clínicos para interpretar correctamente las imágenes.

Contestar

Por favor, deja tu comentario.
Escriba su nombre aquí