Inicio Ginecología La autoexploración – Alternativa para cuidarnos desde casa

La autoexploración – Alternativa para cuidarnos desde casa

255
0
Dra. Roxana

A veces pensamos que a nosotras no podría afectarnos el cáncer.

La autoexploración mensual de mamas, es un aliado muy útil en materia de prevención y detección de formaciones anormales.

Además de los estudios ginecológicos anuales, tanto físicos como radiológicos, es menester realizarnos mes con mes, una revisión manual. Solo así podríamos, por nosotras mismas, reconocer una variación en su forma y aspecto.

"¿Qué debo tomar en cuenta?"

Realízate este examen 7 días después de la menstruación. Recuerda que las variaciones hormonales provocan cambios en nuestro cuerpo.

Si ya estás atravesando la menopausia, fija una fecha exacta y procura realizarla el mismo día cada mes.

En caso de tener  implantes de seno, también puedes realizarte este autoexamen.

Es muy importante hacernos este chequeo de manera mensual y constante, para poder familiarizarnos con nuestro cuerpo y detectar cambios..

"¿Cómo lo hago?"

Primero que nada, tranquila. Siéntete cómoda al mirar y tocar tu cuerpo. 

Este examen incluye 2 fases: observación y tacto.

  • Párate frente al espejo y observa el tamaño y la forma de los senos. Familiarízate con el aspecto de los mismos. Busca visualmente protuberancias o hundimientos en la piel, así como cambios en la coloración. Si notas algún enrojecimiento o ulceración escríbelo para poder llevar una bitácora.

Realiza este análisis con los brazos en distintas posiciones: a los costados, con las manos detrás de la cabeza y en la cintura, colocando los codos y hombros hacia adelante.

Autoexamen de mamas
  • De pie frente al espejo o durante el baño, coloca una mano detrás de la nuca y con la otra toca el seno del lado de la mano que levantaste. Palpa de arriba hacia abajo, tratando de detectar abultamientos o hundimientos, así como cambios en la textura de la piel. Presta especial atención en caso de sentir algún dolor.

Recorre con los dedos, suave pero firmemente, cada parte de la mama. Revisa de la misma forma, la axila y por último, presiona el pezón para asegurarte que no haya salida anormal de algún líquido. 

Repite este procedimiento con el pecho del lado contrario.

Acostada con el hombro derecho sobre una almohada, realiza la exploración de ambos senos.

Procura hacerlo en movimientos circulares. Revisa la mama completa de arriba a abajo y de lado a lado: desde la clavícula hasta la parte superior del abdomen, y desde la axila hasta el escote.

Si encuentras alguna anomalía en las mamas, mantén la calma. La mayoría de estas formaciones en los senos son de carácter benigno.

Sin embargo, acude con tu ginecólogo lo más pronto posible para que realice los exámenes físicos necesarios.

Como mencioné anteriormente, la autoexploración es una herramienta de control muy útil sobre todo en mujeres que no acostumbran acudir al ginecólogo, ni realizarse estudios de imagenología, por lo menos una vez al año.

Mastógrafo CERAM

Los estudios anuales de imagen son el ultrasonido y la mastografía. Ambos son indispensables para una detección temprana y evitar diagnóstico tardío, así como llevar un acompañamiento médico a partir de los 20 años de edad.

Recuerda acudir con radiólogos profesionales certificados, para realizar tus exámenes de imagen.

En CERAM, contamos con equipo de vanguardia de última generación y médicos radiólogos con alta especialidad, para ofrecer un diagnóstico confiable.

Durante todo el mes de octubre, como parte de nuestra campaña de la Lucha contra el Cáncer de Mama, ofrecemos un 50% de descuento en ultrasonido mamario, mastografías y paquete integral.

Contestar

Por favor, deja tu comentario.
Escriba su nombre aquí